Preso político en Madrid

577992_515584905132093_707953810_nLos españoles contamos con uno de los peores gobiernos de  Europa, porque nuestros dirigentes no vienen de la socialdemocracia europea o de los democristianos, sino del fascismo, lo que no se ha dado en casi ningún otro país europeo. La delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, sigue empeñada en criminalizar a la población joven de barrios tradicionalmente obreros, sin importarle construir ficciones alrededor de ésta, cueste lo que cueste.

Capturamos el artículo de Ruth Toledano “Un preso político en Madrid”, aparecido en el diario.es. Aquí un resumen del mismo.

Alfonso Fernández Ortega, Alfon, un joven de 21 años, vecino del barrio de Vallecas de Madrid, salió de su casa temprano el miércoles 14 de noviembre con intención de irse a un piquete informativo. A cien metros de su casa, Alfon y su novia fueron detenidos. Ella fue puesta en libertad con cargos y debe presentarse en los juzgados dos veces al mes. Alfon pasó a prisión preventiva y reside actualmente en la cárcel de Soto del Real, lo que puede considerarse una pena anticipada a la sentencia.

La prisión preventiva es una medida cautelar que se aplica en casos que producen gran alarma social. Es lo que adujo el juez para enviar a Alfon a prisión. Según la policía, Alfon llevaba una bolsa con gasolina en el momento de su detención, extremo que él ha negado rotundamente a su madre en una de las escasas visitas permitidas. No es casualidad que la detención haya sido en Vallecas, donde la huelga general fue secundada con gran éxito, y que su madre, Elena Ortega, sea una conocida activista del barrio de Vallecas.

A Alfon se le ha aplicado el Régimen F.I.E.S. (Ficheros Internos de Especial Seguimiento), que conlleva aislamiento (lo llaman “la cárcel dentro de la cárcel”), y sólo puede recibir alguna visita esporádica de su familia. Se aplica a los presos que el sistema penitenciario considera “peligrosos”, generalmente personas que pertenecen a bandas armadas o grandes narcotraficantes. El propio Tribunal Superior de Justicia lo considera ilegal, por vulnerar los derechos de los presos y excederse en las competencias de los reglamentos. Que le haya sido aplicado a Alfon puede ir en la misma línea de su detención: la criminalización de una juventud organizada, crítica y reivindicativa a través de un joven cercano a grupos antifascistas y aficionado al Rayo Vallecano. La sede de Bukaneros, seguidores de este equipo que se declaran “contra el racismo, la represión y el fútbol negocio”, también fue registrada por la policía.

Según Elena Ortega y los propios Bukaneros, que emitieron un comunicado posterior, el Ministerio de Interior y la Delegación del Gobierno les someten a una persecución sin precedentes a partir del 25S porque en los partidos sacan pancartas denunciando, por ejemplo, que el Congreso de los Diputados estuviera rodeado por 1.500 policías mientras que el marido de Cristina Cifuentes está en “ignorado paradero”. Denuncian también que la detención y envío a prisión de Alfon puedan ser una cortina de humo para desviar la atención sobre las manifestaciones históricas del 14N y sobre las cargas “desproporcionadas e inhumanas” de las fuerzas de seguridad.

Como su madre explica en una entrevista, “se trata de eso, de llevar mucha policía para crear miedo, que la gente no salga, que no le lleguen multas, que no se les fiche”. Elena Ortega relata además el registro policial acontecido en su domicilio: “Se llevaron ordenadores y móviles, porque no había otra cosa que llevarse. Lo que más me ha impactado han sido los cinco policías con la cara tapada registrando mi casa y diciéndonos a mí y a mi marido que si confesamos mi hijo va a quedar libre. Mi marido les dijo que no había nada que confesar, que le explicaran qué se suponía que tenía que decir. Yo les pedí que se quitaran el pasamontañas. “Somos gente de izquierda, está claro, no lo ocultamos”, les dije. “Aquí veis la bandera republicana y la de la educación pública, pero no somos terroristas””.

Si una persona detenida no tiene antecedentes, dispone de un domicilio conocido y, además, no hay un delito materializado, no debe ir a prisión, y mucho menos en régimen FIES, que es para terroristas.

¿Qué hacer?

Se ha creado una plataforma por la libertad de Alfonso, formada por una gran cantidad de asociaciones vecinales, partidos políticos, organizaciones… que tiene reuniones de cerca de 40 personas. De momento sólo IU se ha comprometido a hablar con Cifuentes, y con el director de la prisión.

Pedimos a quienes lean esto que se unan a la plataforma, y que acudan a las concentraciones venideras.

Desde esta página, pedimos además una pequeña acción. Desde Twitter seguid a Cifuentes y mandadle  tweets como “@ccifuentes Antes muertos que esclavos. No a las detenciones ilegales x defender huelga. España ya no quiere fascismo #AlfonLibre” o “@ccifuentes ¿tienes hijos?, ¿sabes lo que se siente? La ciudadanía se defiende con activismo #AlfonLibre“.

Como dijo Montesquieu, “cualquier injusticia contra una sola persona, representa una amenaza hacia todas las demás”. No podemos permitir detenciones ilegales a personas que sólo acuden a manifestarse.

531785_314945961942806_931680447_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s