Recuperando machismos

A la hora de hacer balance de la gestión del gobierno de Zapatero, es usual olvidarse de uno de sus efectos positivos: la transmisión de la importancia de reducir o resolver el desequilibrio entre géneros.  Gracias a determinadas leyes (Ley de Violencia de Género, Ley de Divorcio, Ley de Salud Sexual y Reproductiva, Ley de Igualdad, Ley de Identidad de Género) se defendieron los derechos de la mujer, y se atendieron a las desigualdades de un régimen patriarcal que destina diferentes roles, salarios y trabajos según el género.

Un ejemplo de los cambios relacionados con la igualdad fue la progresiva incorporación de mujeres en trabajos como vigilante, policía, conductor de autobús, o que en cuatro años se triplicara la presencia de mujeres en consejos directivos. Esto no fue sólo consecuencia de leyes como la de Igualdad (2007), sino también de que los responsables del gobierno hicieran personalmente ejercicios de visibilización y concienciación con respecto a la redistribución equitativa de derechos. Al igual que ocurrió con la Ley de Matrimonio Homosexual, instaurar por ley el reconocimiento de derechos permitió la garantía de los mismos, pero igual de importante fue que el presidente del país saliera en televisión o prensa para ofrecer discursos que replanteaban la hegemonía del hombre blanco heterosexual desde una perspectiva crítica.

Así, muchas personas machistas que despreciaban la Ley de Igualdad o pensaban que una mujer no debe ocupar ciertos trabajos de “hombres”, decidieron que era mejor no pronunciarse sobre este tema o fingir que era importante la lucha contra la discriminación por género u orientación sexual, porque el presidente del país había hablado desde su autoridad investida, e, independientemente de la simpatía hacia el mismo, había entonces que tener cuidado, no fuera a pasar que buena parte de la ciudadanía hubiera ya “comprado” lo que se vendía como progreso y se le acusara de misógino y reaccionario.

En suma, en cuestiones feministas durante los años de gobierno de Zapatero hubo progresos a nivel legislativo pero también a nivel social, reduciendo ciertos niveles de machismo que operan muchas veces de forma velada sobre las vidas de las mujeres en sus hogares, trabajos, espacios de ocio o en el escenario público. No obstante, al final de la legislatura del gobierno del PSOE, siguieron muchas cuestiones pendientes, como el alarmante número de mujeres víctimas de violencia de género, o las triquiñuelas de muchas empresas para pagar menos a las mujeres que a los hombres, indicadores todos ellos de que el machismo estaba lejos de desaparecer.

A finales de 2011 se produce un cambio de gobierno. Desde entonces y en sólo un año España ha retrocedido 14 puestos en el índice global de Igualdad de Género del Fondo Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés). La Ley de Igualdad ha quedado inoperativa, ya no regula nada. El número de mujeres víctimas de violencia de Género ha aumentado, y además se estima que aumenta el número de mujeres que deciden no denunciar. Potencian la financiación pública de centros educativos que segregan por sexos. Se presenta una nueva ley educativa según la cual la religión católica es asignatura obligatoria (un alumno debe haber estudiado obligatoriamente religión católica, pero no historia del arte, literatura o filosofía). No hay ningún plan Estratégico para la Igualdad, como sí había antes. El Ministro de Justicia anuncia que su primera reforma será para la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, con el objetivo de poner trabas al aborto, estigmatizando a la mujer que aborta en el proceso.

Pero tan importante como esto es que la ciudadanía sabe que España está gobernada con mayoría absoluta por el PP, que es un partido homófobo, clasista y misógino,  en clara connivencia con la jerarquía de la Iglesia católica. La ciudadanía española ha percibido las estrategias o declaraciones en contra del feminismo- y por tanto en contra de la Igualdad- de muchos de los dirigentes del gobierno. Ya no hay ninguna autoridad que se pronuncie a favor de los derechos de la mujer como categoría política.  Como ejemplo significativo, no nos olvidemos de la urgencia con que la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad cuestionó el acceso de “la píldora del día después”, pocos días después de su investidura. O la deslegitimación de Cospedal sobre la discriminación positiva hacia la mujer en el trabajo.

Esto acaba generando paulatinamente en una parte de la ciudadanía la sensación de que ha dejado de estar mal visto cuestionar los progresos en Igualdad. Que eso de la “ideología de género”- término empleado por muchos de los dirigentes del PP, que sustituye al de “Igualdad”- bien pudiera haber sido una ocurrencia de Zapatero para distraer al personal y gastar dinero público para sus amiguetes. Y entonces hombres y mujeres machistas piensan que el feminismo ha reducido o perdido su legitimidad pública, y por tanto disuelven, en ocasiones de una manera no del todo consciente, el esfuerzo que dedicaban antes en no mostrar  actitudes sexistas o misóginas, dejando visible entonces su complicidad con el régimen patriarcal.

No es de extrañar entonces que últimamente estemos viendo ejemplos de machismos en buena parte de los escenarios sociales. Como sabemos todos, el machismo no es sólo golpear o insultar a una mujer, sino invisibilizar sus derechos, considerar que la mujer tiene obligaciones y derechos distintos al hombre (heterosexual), cuestionar determinadas actitudes en la mujer que no se cuestionan en el hombre, o, simplemente, negar que vivimos en un régimen de desigualdad de géneros y despreciar los logros y los retos pendientes del movimiento feminista.

Aquí os dejo unas referencias del machismo en dirigentes políticos y medios de comunicación, acontecidas en las últimas semanas.

El 25 de Febrero Toni Cantó (UPyD) dice que la Ley de Violencia de Género ataca a los hombres, y que la mayoría de las denuncias que presentan las mujeres son falsas. UPyD ha seguido hasta el momento con su aumento en  intención de voto.

Durante la semana santa de 2013 los periódicos publican fotos de Merkel en bañador. El Mundo: “Merkel, cual Afrodita saliendo de las aguas”. El País: “Angela Merkel, a remojo en Italia”. El Periódico pone la foto en su portada. ¿Por qué?

El 2 de Abril de 2013 el diario “El País” publica un estado de Facebook: “Parece que la sumisión femenina está de moda después de la famosa trilogía de Grey y ahora El Diario de una sumisa”.

El 15 de Abril de 2013, “El País” en su sección digital de blogs: “Guía de la buena esposa”. El artículo señala que “para ayudar a combatir los retos de la monogamia y la convivencia existe una escuela para las esposas (Wife School) en el Reino Unido”. Las clases contienen una especie de mandamientos, entre los que se incluye estar siempre guapa, no engordar, “vestirse bien”, no regañar al marido, escucharle atentamente aunque se esté cansada, tocarle mucho…. Es un artículo de opinión donde no hay rastro por parte de la articulista de denuncia de la tremenda misoginia de todo esto. Es más, a la hora de hablar de Sara J. Symonds, directora del centro, señala que “ha ayudado a miles de mujeres en todo el mundo a dejar ese estilo de vida que llamaríamos “ser la otra mujer”, y ahora con La Escuela de la Esposa ha cambiado su enfoque hacia las consortes. A pesar de no haber contraído matrimonio nunca, ella entiende muy bien las necesidades y los deseos de los hombres casados, gracias a sus propias experiencias como amante en el pasado”.

El 16 de Abril de 2013, Gallardón declara que “el riesgo para la madre ya no será un pretexto para abortar”. Se anuncia una ley reguladora del aborto en el cual éste ya no será un derecho de la mujer.

El 17 de Abril de 2013 el diario “El Mundo” en su edición digital hace promoción de un libro bajo el título de “Los amores de Cristina”. Se ofrecen pinceladas acríticas del contenido del libro, acerca de la sexualidad y relaciones de Cristina Kirchner, presidenta de Argentina, que es contemplada como “una mujer que se rodea de ambiciosos y a menudo jóvenes funcionarios que parecen salidos de un casting de modelos”.¿Alguno de ustedes han visto alguna vez un libro que hable sobre la sexualidad de Blair o Bush?, ¿es correcto informar acerca de un libro así, difundiendo detalles sobre la sexualidad de Kirchner como si fueran de interés general, fuera de cualquier contenido crítico?

En Abril de 2013 se distribuye “Adios, princesa”, un libro donde el primo de la princesa Doña Letizia cuenta intimidades, como su aborto en 2002, antes de casarse con el príncipe. Muchos medios de comunicación cuestionan a Letizia Ortiz por el aborto que ocurrió hace más de diez años.

Nacho Sánchez Amor, diputado por el PSOE, en su twitter (01/04/2013):  He quedado para hacer un escrache de ésos en casa de Monica Bellucci. A ver si la convencemos de que “aunque no se quiera, sí se puede”.

Esto es sólo una muestra. A diario nos inundan muchos ejemplos de cómo el machismo forma parte de nuestra cotidianidad. Y ya ni siquiera el gobierno nos alerta sobre ello. Desaparecida la atención institucional sobre la desigualdad de géneros, nos corresponde a nosotros combatir el machismo, y avisar a nuestros amigos, novio, novia, familia, compañeras, compañeros, de cuando están siendo víctimas del mismo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s