La austeridad de Aguirre

aguirrehonorisEsperanza Aguirre propone como solución a la crisis recortar más el gasto de las administraciones públicas, y pone como ejemplo de austeridad y sentido común su gestión al frente de la Comunidad de Madrid. “Hay alternativa: recortar gastos”. Veamos:

-El gobierno de Aguirre duplicó el número de cargos de confianza para dar acomodo a cargos del PP cuando perdieron las elecciones, pasando en 2009 de 728 a 1521 cargos de libre designación, sin contar los de las Empresas Públicas.  Si entonces suponían un gasto de alrededor de 19 millones de euros anuales, luego fueron de 35 millones anuales.

-En 2003 el gobierno regional contaba con seis asesores generales y 10 asesores principales. Esperanza Aguirre en 2012 disponía de 30 asesores generales y 73 asesores principales, de los cuales 91 altos cargos cobraban más que el presidente del gobierno.

-367 proyectos de la Comunidad de Madrid ligados a la trama de corrupción Gürtel.

-Se perdieron 300 millones en la Ciudad de la Justicia, inacabada y nunca utilizada.

-Se gastó millón y medio de dinero público en la fiesta para inaugurar los Teatros del Canal.

Se duplicó el número de directivos en Telemadrid. De 23 directivos en Telemadrid en 2003, en 2011 había 46. Todos los directivos, con un sueldo superior a los 110.000 euros. El director de Telemadrid, una nómina de 170.000 anuales.

-En 2007 Telemadrid y Caja Madrid  adquirieron por 300 millones de euros (230 millones para el Atlético) los derechos de transmisión del Atlético de Madrid y el Getafe para las temporadas 2009-2013.

-En 2011 Aguirre ya se había gastado más de 700 millones en publicidad durante su mandato, con dinero público. En el 2008 gastó MÁS DEL DOBLE que Andalucía, Cataluña, Extremadura, etc…  En 2011, se destinaron 111 millones de dinero público para publicidad de su gobierno. Y en 2012, 70 millones.  En 2012 aumentó un 44% el presupuesto en publicidad del Canal Isabel II. Una información para el recuerdo: el Gobierno de la Comunidad de Madrid se gastará en 2013 56,6 millones en su publicidad y sólo 32 millones en políticas de fomento del empleo, de las cuales no habrá ni un euro para atención formativa a desempleados.

 La política de regalos fiscales para las clases altas ha supuesto la pérdida de casi 3.000 millones de euros anuales, gracias a la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y del Impuesto de PatrimonioExcensión fiscal del Impuesto de Sucesiones: 2.600 millones. Excensión fiscal del Impuesto de Patrimonio: 310 millones. Recordemos que 3.000 millones es precisamente la cifra que el gobierno de la Comunidad de Madrid recortó en los presupuestos de 2013.

-70 millones anuales de dinero público se destinan para desgravar a los padres que lleven a sus hijos a un colegio privado. En 2012 recortó 80 millones en educación pública.

-La Comunidad de Madrid pagará durante 2013 a la empresa Capio 900.000 euros para mantener cerrado un hospital, que sólo se inaugurará en 2014.

-Los presupuestos de la Comunidad de Madrid para este año incluyen una partida de 4,2 millones de euros en sobresueldos para directivos dependientes de la Consejería de Sanidad. Sólo en los incentivos asignados a 21 de los hospitales de la región (con un presupuesto global de 3,4 millones), cada alto cargo se embolsará este año de media unos 18.000 euros adicionales.

-En 2012, la partida para el fomento de la tauromaquia fue de 2.197.407 euros, a lo que hay que sumar la partida en “Juventud” para descuentos en espectáculos taurinos de 350.000 euros.

816 millones de euros anuales de la partida de Educación en 2012 fueron a centros educativos concertados, regentados el 67% de ellos por sectas o grupos ultracatólicos como “Comunión y Liberación” o “Legionarios de Cristo”. 34.696.110 euros fueron para profesores de religión.

-En 2011 Aguirre incrementó en los presupuestos de la Comunidad de Madrid un 32% la inversión en sanidad de gestión privada, mientras que la dotación para los centros hospitalarios de gestión pública cayó en un 9% con respecto al año anterior.

El negocio de los nuevos hospitales: las empresas privadas adelantan el dinero para su construcción a cambio de que sean gestoras de los centros y de que nosotros les paguemos un canon anual, durante un periodo mínimo de 30 años, con posibilidad de renovación por otros 30 años más; el canon se puede encarecer progresivamente.

Veamos el caso del Hospital de Torrejón. Su coste fue 130 millones de euros. Recibió en 2012 76 millones de dinero público, aparte de la posibilidad de realizar otros negocios dentro del hospital (comidas, parking, tiendas), y en los 30 años de concesión, según el contrato, deberá recibir de las arcas públicas un mínimo de 2.127 millones de dinero público. La empresa pone 130 millones y los ciudadanos 2.127 millones. ¿Hay o no hay negocio?

 Las empresas propietarias de los nuevos hospitales recuperan en sólo tres años su inversión, por lo que durante los siguientes 27-28 años todo son beneficios. Con el dinero de 3 años de canon que la administración pública les entrega, podrían construirse 7 hospitales públicos. Un ejemplo: La empresa Capio Sanidad, propiedad del fondo de capital riesgo CVC Capital Partners, ha gastado 232 millones de euros en construir el hospital Rey Juan Carlos, de Móstoles. Los presupuestos de 2012 le destinaron 76 millones de euros, canon anual que hay que entregarle durante treinta años, con posibilidad de renovación por otros 30 años más si la empresa quiere, o incluso de aumentar su dotación anualmente.  La empresa habrá recibido un mínimo de 2.280 millones de euros al final de la cesión.

 En términos absolutos, los ocho nuevos hospitales construidos por orden de Aguirre han conseguido tener 1.317 camas,  pero se han cerrado 1.000 camas de los hospitales de gestión pública. Así,  el Gregorio Marañón ha perdido 549 plazas (el 25% de las que dispone), el Clínico 150, el Hospital de la Princesa 93 (el 18,6%), La Paz 62 (el 4,5%), el Hospital de Getafe, 38 (5,8%)…

Según un estudio de UGT, el coste medio de una cama en un hospital de gestión privada puede suponer más del doble que el de un hospital de gestión pública. La cama en un centro de gestión pública cuesta una media de 277.370 euros.  Por ejemplo, en el Gregorio Marañón, uno de los hospitales públicas de referencia, la Administración paga por una cama una media de 253.293 euros anuales. El hospital clínico es el centro de gestión pública donde la cama es más cara (337.565 anuales).   Veamos ahora el coste de una cama en hospitales de gestión privada: Infanta Leonor, 675.000 euros anuales. Móstoles, 362.030 euros anuales de media.

El informe del sindicato CSIT Unión Profesional, el mayoritario entre los funcionarios, analizó los presupuestos de la comunidad para 2012 y concluyó que costear una cama en los hospitales de gestión pública le sale al contribuyente por 955 euros diarios, un 74% más barato que los 1.660 euros diarios que cuesta mantenerla en los hospitales donde la gestión sanitaria está privatizada.

rouco_aguirre1¿Por qué lo llaman austeridad cuando realmente nos están robando?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AGUIRRE, Comunidad de Madrid, Recortes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s